23 abr. 2017

Borges: La Haya aceptó los casos de tortura de los hermanos Sánchez

El Universal.- El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, aseguró este martes que el caso de los dirigentes juveniles de Primero Justicia (PJ), José y Alberto Sánchez, conocidos como los “morochos”, fue aceptado ayer por el Tribunal Internacional de La Haya debido a las “torturas” a las que, dijo, fueron sometidos en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

“La tortura internacionalmente es más perseguida por la justicia internacional que incluso hasta los crímenes de genocidio y de asesinatos en masa”, añadió el máximo representante del Parlamento durante una entrevista en el programa Vladimir a la 1 que transmite Globovisión.
El abogado defensor de los hermanos Sánchez, Joel García, precisó que la jueza Josepline Flores dictó medida de privativa de libertad para ellos por los presuntos delitos de Instigación Pública y Agavillamiento e informó que serán trasladados a la cárcel de Tocorón, en Aragua.
Borges aseguró que una vez se conoció la “desaparición forzosa” de los referidos dirigentes, se hizo la denuncia ante la Fiscalía. Luego, al tener contacto con los Sánchez, estos denunciaron que “fueron torturados” por el Sebin para inculpar, dijo, a los diputados  José Guerra, Tomás Guanipa y Marialbert Barrios –pertenecientes a la Tolda Aurinegra– como responsables de los recientes hechos violentos registrados en el país.
“Sepan que la violación de Derechos Humanos no prescribe, que son perseguibles en todas partes del mundo y que el hecho de que estén supuestamente recibiendo órdenes no los exime de la responsabilidad penal por cosas tan grotescas como las que se hicieron contra los hermanos Sánchez”, expresó el parlamentario, al referirse a los funcionarios del Sebin.
Igualmente, aseguró que la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, desestimó como prueba el material audiovisual que presentó el presidente de la República, Nicolás Maduro, en cadena de radio y televisión, sobre el mencionado caso de los dirigentes de PJ “porque fue algo hecho bajo fabricación, bajo coerción (…)”.
Añadió que el video “judicialmente no existe por su origen y por cómo fue tratado” por el Ministerio Público.
José y Alejandro Sánchez fueron detenidos durante la manifestación opositora del 13 de abril y actualmente están acusados de cometer hechos vandálicos