10 abr. 2017

Detenidos del #6Abril imputados con tres delitos y tres fiadores


El Impulso.- Otro día de espera. Tras el diferimiento de la audiencia de presentación ante el juez de  control de la jurisdicción ordinaria el pasado sábado, este Domingo de Ramos, los nueve jóvenes detenidos el pasado 6 de abril y llevados a la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), fueron trasladados a las 12:30 del mediodía hasta el Palacio Judicial, luego de que fuesen reseñados por el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Familiares, amigos  y abogados  hicieron acto de presencia en el lugar desde tempranas horas de la mañana y aunque los detenidos también se encontraban en el lugar después del mediodía, no fue si no hasta las 4.00 de la tarde cuando la defensa fue llamada para ser anunciada en audiencia. Para ese entonces, aún no conocían los expedientes.

Esperada audiencia

A las 5:00 de la tarde, inició la audiencia de los nueve detenidos, ante el Tribunal 2º Control Municipal.
Según información de los abogados Pedro Troconis de Foro Penal, Andrés Colmenares de   la Asociación Civil Justicia Solidaridad y Paz (Funpaz) y Manuel Virgüez, director del Movimiento Vinotinto, el Ministerio Público solicitó régimen de presentación cada ocho días mientras se realizan las averiguaciones de apertura de juicio.
La defensa conjunta, por su parte, pidió libertad plena, por ausencia de elementos de convicción para determinar la responsabilidad penal de los detenidos, según actas policiales, único elemento de convicción. Es la misma acta policial del caso del adolescente que el pasado viernes obtuvo libertad plena por falta de elementos. Sin embargo, ayer los delitos imputados fueron resistencia agravada, lesiones personales y daños violentos.
La juez decidió previo a la imposición de medida cautelar, constituirles fianzas de tres fiadores por detenido.
Colmenares destacó que por primera vez en la historia, según registros de Funpaz, solicitan en estos casos que los garantes sean  funcionarios públicos; devenguen un salario mínimo de 180 Unidades Tributarias o lo que es igual, Bs. 54 mil; y que presenten antecedentes penales avalados  por el Ministerio de Interior, Justicia y Paz en Caracas. También exigen Carta de Residencia emitida por el Consejo Nacional Electoral.
Troconis, por su parte, refirió que en sus 28 años de ejercicio, nunca había visto que en estos procesos los antecedentes penales se solicitaran de tal manera, ya que “la buena conducta siempre se presume y se puede demostrar con una constancia de un consejo comunal”.
Asimismo, refirió que existe trato discriminatorio hacia una parte de la sociedad, que no es funcionario público, a pesar de que ante la ley todos los venezolanos son iguales.
Señaló que estos “errores” en la solicitud de fianza serán reclamados en su debida oportunidad ante la Corte de Apelaciones de Lara. Sin embargo,  subrayó tener conocimiento de que la orden de que fuese así, fue girada por el presidente del Circuito Judicial Penal, abogado Jorge Eliécer Rondón.
Los jóvenes permanecerán en la sede de la PNB, hasta compilar los recaudos de sus fiadores, lo que puede tardar entre diez y quince días. Se trata de exigencias de difícil cumplimiento, sumado a que se solicitan en plena Semana Santa.

Audiencia de los otros tres

A los tres detenidos del 6 de abril que permanecían en el destacamento 121 de la GNB, les imputaron en otra audiencia los mismos cargos. También les solicitaron tres fiadores bajo iguales condiciones.
La tarde del sábado presentaron a cuatro adolescentes, por lesiones sufridas por funcionarios de la GN y la decisión del tribunal fue la misma.

Día de oración

Con rosarios y palmas benditas en mano, a las 11.20 de la mañana la sociedad civil, acompañada de religiosos, rezó el santo rosario, ubicados justo frente del grupo de  guardias nacionales que custodiaban el Palacio Judicial.
También a las 3.30 de la tarde   se celebró en el lugar la Santa Palabra.  Los presentes pidieron por los jóvenes, así como por los funcionarios del GN que este día cumplían su deber y quienes laboran en los tribunales. Rogaron a Dios “les ayude a visualizar la verdadera justicia” y que “Venezuela retorne a los caminos de paz”.

Hasta ser dado de alta

Desde tempranas horas ayer, abogados y familiares de Carlo Cutarelli, otro de los jóvenes detenidos el 6 de abril, esperaban que el tribunal asignado se desplazara hasta el Hospital Central Antonio María Pineda, para imputarlo.  Sin embargo, en horas de la tarde efectivos del CICPC acudieron al centro de salud para reseñarlo, ya que será presentado cuando sea dado de alta.
Carlos Cutarelli, hermano, cuenta que Carlo es un deportista que el día de la detención entrenaba para un maratón y al ver la manifestación intentó apartarse, pero al observar el accionar de los efectivos se refugió en una garita de vigilancia donde fue capturado. El abogado Abraham Cantillo, del Foro Penal, detalló que durante la aprehensión, los funcionarios no lo interrogaron ni tomaron en cuenta la vestimenta deportiva, propia de un corredor. Por el contrario le propinan disparos de perdigón a quemarropa, que causaron heridas severas.
Denunció que a pesar del maltrato, no recibió auxilio médico, sino hasta 14 horas después.
La madre recibió una llamada  anónima que le informó sobre su estado de salud, ya que luego de la captura fue trasladado al destacamento 121 de la  GNB. A la medinoche fue llevado al Hospital Militar, donde no fue atendido por falta de insumos. No fue sino hasta el viernes, día siguiente, cuando permitieron que lo trasladaran al Hospital Central, por presiones e intermediación de la familia. Allí lo intervinieron quirúrgicamente el sábado.