16 abr. 2017

Juez Castro Espinel renuncia por ruptura del hilo constitucional y revela irregularidades en el TSJ

JuezCastro
El pasado 6 de abril del presente año, Juan Alberto Castro Espinel, quien ostentaba el cargo de Juez Titular del Juzgado Décimo Séptimo del Municipio Ordinario y Ejecutor de Medidas de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, renunció. Puesto que, a su juicio, en este momento es cuando su postura puede hacer una diferencia en el proceso que vive el país.

Por: LaPatilla.com

En un contacto telefónico exclusivo para LaPatilla.com, Castro Espinel, explicó que desde año 2014 ha sido víctima de acoso y persecución por parte del magistrado Guillermo Blanco, quien para aquel momento fungía como presidente de la Sala de Casación Civil, “por no estar de acuerdo con la visión de estado de justicia” de Blanco.
El hoy exjuez de la República relató que desde que Guillermo Blanco llegó a la presidencia de la Sala de Casación Civil, en 2014, inició con una serie de irregularidades, “entre ellas la realización manual de procedimientos la cual ya estaba sistematizada, razón por la cual me revelé y renuncié al cargo del Presidente del Circuito”.
Asimismo, indicó que se le realizaron una serie de inspecciones integrales (auditoria exhaustiva) al Tribunal al que era adscrito el exjuex Castro. En el cual, en el transcurso de esas inspección, también se le abrió una investigación administrativa la cual fue denegada, ya que el juez (Castro) actúo de puertas abiertas.
Del mismo modo, afirmó que luego se le intentó trasladar de jurisdicción, específicamente a la ciudad de Coro, sin la solicitud del interesado, sino de oficio. Situación que es irregular ante sistema de solicitud de traslados.
Por lo que asegura que si hubiera hecho pública, tanto su renuncia como su postura, anteriormente, el Estado hubiera afirmado que es otro disidente más y a los cinco minutos tengo a los funcionarios del Sebin en mi despacho”.
Ruptura del hilo Constitucional y el Golpe del Estado a la AN
EFE/CRISTIAN HERNANDEZ
Con respecto a las actuales decisiones del Tribunal Supremo de Justicias, Juan Alberto Castro Espinel, afirmó que en Venezuela con la sentencias 155 y 156 se rompió el estado de derecho. “Se dio un golpe de Estado porque el Poder Judicial le quitó competencias al Legislativo, desconociendo la voluntad popular, cediéndole al Poder Ejecutivo competencias legislativas, por lo que se perdió la Constitución”.
Del mismo modo, afirmó que ningún juez puede “devolver” una sentencia, por lo que las correcciones que realizaron no son validas.
Castro explicó, que pese a que no esta contemplado en la Constitución, la realización de elecciones generales, pueden realizarse. Ejemplificó la situación, comparándola cuando el presidente Chávez hizo el llamado a formar una Constituyente, en el que el TSJ otorgó un permiso especial para la recolección de las firmas que iniciaron con el proceso.
Sin embargo, recalcó que en esta oportunidad no hay un estado de derecho en Venezuela en la que el Supremo apruebe este tipo de solicitud.
Revelaciones de la Magistratura
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Entre las revelaciones que dio el juez titular, se encuentra que durante el paso de Blanco presidente de la Sala de Casamiento Civil, “fue terrible, antes había un número notable de titulares que fueron sacando por las diversas vías, entre ellas la jubilación anticipada, con tan solo 15 años de servicio, simplemente para sacar a los incómodos; y poner familiares y amigos, personas que no tienen la preparación académica para ejercer esos cargos”.
Igualmente, contó que dentro del sistema judicial, “en todos los tribunales, juez que no tenga una foto de Chávez lo sacan. No solo en el despacho sino en todo el circuito judicial”. Situación que él asegura que están usando en su contra para alegar su corriente política, sin embargo asegura que siempre realizó sus sentencias de acuerdo con su autonomía.
Caso Cándido Ramirez
En el mismo orden de ideas, o de irregularidades denunciadas, Castro Espinel reveló que, para mediados del año 2016, recibió una llamada del ciudadano Candido Ramírez, quien le ofrecía una sustancial cifra de dinero a cambio de no ordenar el desalojo de un restaurante ubicado en Las Mercedes, Caracas. “Ante mi negativa, este señor (Ramírez) me envió una serie de mensajes amenazantes en los que incluía a la expresidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Gladys Gutiérrez.
Vale destacar, que el Candido Rodríguez, también fue denunciado por el diputado José Luis Pirela, en LaPatilla.com, ‘por cobrar, sobornar y presionar a personas en nombre de la magistrada Gladys Gutiérrez‘. Situación por la que descubre, que el ciudadano en cuestión esta involucrado con la empresa brasileña Odebrecht.
Sin embargo, el juez de carrera recalcó que al momento de realizar su denuncia “pensaba que estaba denunciando un caso de corrupción normal, a sabiendas que era la mano derecha de la esposa de Argenis Chávez”. Por lo que también denunció que “hay políticos y magistrados de la Sala Penal del TSJ que han gestionado la liberación de Candido Ramirez”.