9 may. 2017

Envían a Ramo Verde a un joven con síndrome de Asperger y a una estudiante universitaria

Foto: Keren Torres
El Pitazo.- Barquisimeto .- Nuevas irregularidades se presentan en los juicios de las personas detenidas durante manifestaciones. Cinco ciudadanos fueron privados de libertad el domingo 7 de mayo.
El primer juicio se desarrolló durante la tarde, cuando el juez Amalio Ávila decidió privativa de libertad para Juan Fernando Chávez (20), estudiante de la Universidad Experimental Politécnica de Barquisimeto (Unexpo) y atleta; Luis Alfredo Ure (30) trabajador; y Henry Rodríguez (23) beisbolista y trabajador.
El sitio de reclusión será el Centro Penitenciario David Viloria,conocido como la cárcel
de Uribana. El abogado de Foro Penal, Pedro Troconis, detalló que el juez Ávila es el mismo que absolvió a los pistoleros de Puente Llaguno y en 2014 también privó de libertad a estudiantes que protestaban.
Estos tres hombres fueron “detenidos” por civiles armados, conocidos como “colectivos”, en los alrededores de la calle 60 con avenida Rotaria, el viernes 5 de mayo, cercano a un cierre de vías que protagonizaron estudiantes de la Universidad Experimental Politécnica Andrés Eloy Blanco. Sin embargo, ninguno de ellos participaba en dicha manifestación, según afirman sus familiares.

Los hombres armados se los llevaron y entregaron a la Guardia Nacional, organismo que de forma arbitraria y sin pruebas se los llevó presos.
El Ministerio Público les precalificó con el delito de obstaculización de vía pública, por el cual deberían tener medida cautelar de presentación; sin embargo, como en el momento de la aprehensión estaban con un menor de edad -que fue liberada el sábado- el juez Amalio Ávila les imputó comisión del uso de menores para delinquir, razón que esgrime para enviarlos a la peligrosa cárcel de Uribana
.
Sus compañeros del beisbol exigen justicia y la libertad para Henry Rodríguez | Foto: Cortesía
En tribunal militar
A las 10.50 de la noche del domingo culminó el juicio militar que se le hizo a dos civiles. El joven Alejandro Adarfio, con síndrome de Asperger y estudiante de la Unexpo, y a Katiuska Salón, estudiante de Derecho en la Universidad Fermín Toro.
La misma decisión: privación de libertad. Para ellos, el centro de reclusión será la cárcel militar de Ramo Verde.
Los delitos que les imputan están contemplados en los artículos 501, 502 y 552 del Código Orgánico de Justicia Militar: lesiones a funcionario de la FAN, ultraje al centinela y destrucción de edificio de la FAN, aunque ese día no se presentaron ninguno de estos sucesos en la entidad larense.
La ONG Funpaz señala que con estos dos estudiantes suman 10 civiles procesados por la justicia militar en el estado Lara.

El juez Amalio Ávila, que absolvió a los pistoleros de Puente Llaguno en 2002, también envió a la cárcel de Uribana a un estudiante, un beisbolista y un trabajador, en juicios efectuados en la entidad larense