12 may. 2017

Se deteriora la salud del general Ángel Vivas por torturas en el Sebin

Se deteriora la salud del general Ángel Vivas por torturas en el Sebin
ELINFORMADOR.COM.VE.- La salud del general retirado Ángel Vivas Perdomo se deteriora tras las torturas que ha sufrido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). La denuncia la realizan sus familiares, que el miércoles pasado lo visitaron por primera vez en el Helicoide luego de 34 días de la detención, ocurrida el 7 de abril.
Alrededor de 20 funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) aprehendieron a Vivas en su lugar de residencia y le propinaron golpes hasta causarle graves lesiones, aseguró el abogado Hidalgo Valero, presidente de la asociación civil Defensores Populares de la Nueva República, quien defiende al ex militar junto con su colega José María Zaa.
Entre las lesiones que sufrió está una herida a la altura de la sien que le afectó el ojo izquierdo, causándole la pérdida parcial de la visión; perdió completamente la audición en el oído derecho y recibió un fuerte golpe en la columna con un fusil, que aparentemente le afectó órganos internos.
Los familiares suponen que tiene una costilla rota, debido a que presenta una protuberancia en esa zona. Además, ha perdido varios kilos de peso, está encorvado y utiliza un bastón: “Su estado de salud es extremadamente crítico”.
Al día siguiente de las torturas lo presentaron ante el juzgado 1° de Control Militar. La juez que lleva el caso emitió una orden de traslado al Hospital Militar; sin embargo, los funcionarios de seguridad hicieron caso omiso de la orden.
“Los jueces son muñecos. Ni se inmutaron los funcionarios de ese tribunal (…) Vivas llegó ensangrentado porque se le abrió la lesión en el oído cuando llegó al recinto”, expresó Valero