9 ago. 2017

Denuncian detención de hijos de Raúl Baduel en Fuerte Tiuna

Baduel fue trasladado esta mañana por la Dgcim y hasta esta tarde, sus familiares desconocen su paradero

El Universal.- Los hijos del general retirado Raúl Baduel fueron retenidos y luego expulsados por una comisión de militares, encabezada por el comandante del Ejército, Jesús Suárez Chourio, en Fuerte Tiuna, cuando buscaban información sobre el paradero de su padre que fue trasladado este martes de la cárcel de Ramo Verde.
Según denunció, Adolfo Baduel, hijo también del general, sus hermanos Margareth y Raúl Iván estaban en Fuerte Tiuna, cuando su vehículo fue interceptado por los militares, quienes los mantuvieron retenidos en el batallón Bolívar.
El general retirado fue trasladado esta mañana por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y hasta esta tarde, sus familiares desconocen su paradero.
Adolfo Baduel, declaró a El Universal que la última vez que vieron a su padre fue el domingo cuando lo visitaron en la cárcel de Ramo Verde, donde estaba recluido. Se encontraba en buen estado de salud, pero les comunicó que en días anteriores habían realizado requisas violentas en el penal.
En el procedimiento los otros presos fueron golpeados, supuestamente con el fin de que acusaran a Baduel de tener armamento militar en la cárcel, lo cual fue calificado por su hijo como “imposible”, pues afirmó que las requisas en Ramo Verde son estrictas e incluso las corporales son filmadas.
Los hijos de Baduel hablaron con el director del centro penitenciario militar, el capitán del Ejército José Boston Silva, quien no ofreció información sobre el lugar a donde fue trasladado y solo respondió que la Dgcim era la responsable de habérselo llevado.
Baduel fue arrestado en 2009 condenado a siete años y once meses de cárcel por corrupción vinculada a la adquisición de equipamiento militar. El 3 de marzo de este año finalizaba su pena y se esperaba su libertad plena, sin embargo, un día antes el Tribunal Militar Primero de Ejecución de Sentencias dictó una nueva privativa de libertad y le acusó de nuevos cargos.
Hasta la fecha no ha sido presentado en la audiencia premilitar, que es la que determina si irá a juicio o no, pues ha sido diferida cinco veces.