26 sept. 2017

“Hermana, te adoro, pero no quiero seguir viviendo”






Por AYATOLA NÚÑEZ/El Nacional


 Once patologías médicas ponen en riesgo la vida del preso político Efraín Ortega, quien fue privado de libertad el 24 de julio de 2014 por supuesta fabricación de explosivos. Su hermana Mariana Ortega denunció que desde 2016 no recibe atención médica especializada por lo que ha sufrido nuevas complicaciones.

La situación ha llevado a Ortega a un estado de desesperanza: “Hermana te adoro, pero no quiero seguir viviendo”, le dijo Efraín  a Mariana la última vez que hablaron juntos.

Entre los padecimientos que lo aquejan está un quiste simple renal derecho y litiasis renal izquierda. Ha sufrido 6 cólicos nefríticos durante su reclusión y dolores recurrentes en los riñones. Además debe lidiar con hipertensión estadio dos alta.

“Efraín tiene una tensión de 19-20 y contrajo hepatitis A y B. Lo peligroso de la B es que si no es tratada a tiempo corre el riesgo de padecer cirrosis hepática”, señaló la hermana.

Aunado a esta situación, requiere una cirugía cardiovascular desde 2015 pero debido a sus problemas hipertensivos, que se han agravado desde que está detenido, ha sido imposible operarlo. “La última vez que el médico tratante lo vio nos dijo que si no le controlaban la tensión no podía ingresarlo al quirófano debido a que eso pudiera entorpecer la cirugía e incluso causarle la muerte”.

Mariana indicó que el 15 de septiembre fue trasladado de la cárcel común del Rodeo II a la medicatura forense de Guarenas y, al no haber médico que lo atendiera, en su informe quedó plasmado que no existía ninguna complicación de salud. Denunció que el Ministerio de Asuntos Penitenciarios le prohíbe el traslado a su hermano para que le practiquen los exámenes en clínicas privadas.

Agregó que el pasado 19 de septiembre, día en que correspondía la audiencia, Efraín llegó sangrando por la nariz: “Inmediatamente mandé a buscar a la juez, la doctora María José Solano, y le pedí que ordenara el traslado de mi hermano a un centro médico, pero ella lo único que hizo fue sacarlo de la sala,  devolverlo al Rodeo y que el director del penal decidiera. ¡Imagínese esa clase de tortura!  Mi hermano no tiene derecho a la salud y la vida. Eso es un derecho humano”.

El 21 de junio del 2017 el Ministerio Público, todavía con Luisa Ortega Díaz al frente, solicitó una medida humanitaria para Efraín en virtud de todas las patologías que padece. Su hermana exige que se cumpla la decisión de Fiscalía. Incluso, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, pidió de urgencia la atención médica para el preso político.