14 nov. 2017

Denuncian que dejan “morir de mengua” a presos políticos de Ramo Verde

Carlos Julio RojasEste domingo el periodista y dirigente comunitario Carlos Julio Rojas denunció la situación de salud en la que se encuentran varios presos políticos, como el joven Carlos Contreras, quien mientras está recluido en Ramo Verde sufre un absceso perianal y no ha sido llevado a un hospital.
Detalló que quienes fueron sus compañeros de celda le han confesado que muchos de ellos se encuentran en un delicado estado de salud. La respuesta del director del penal, José Ramón Boston Silva, ha sido ignorarlos.
“Los están dejando morir de mengua, tal es el caso de mi amigo Carlos Contreras, que tiene un absceso que de no ser tratado puede derivar en un cáncer de próstata. Lo que le están haciendo a él y a otros presos es un acto criminal. Debe ser trasladado a un centro asistencial porque su vida corre peligro”, afirmó.
Rojas explicó que en casos como el del dirigente de Voluntad Popular Carlos Graffe, quien sufre graves problemas en los riñones y que actualmente se encuentra en el Hospital Militar, el gobierno de Nicolás Maduro espera hasta el último momento para realizar los traslados sin importar las consecuencias en la salud de los presos políticos.
“Mi hermano Carlos tuvo que estar casi al borde de perder un riñón para que aprobaran el llevarlo al médico. No solo el estar en una cárcel injustamente y en condiciones inhumanas, sino que el derecho a la vida es violado. Destacando que vi con mis propios ojos que en la enfermería de Ramo Verde no hay ni una pastilla para el dolor de cabeza”, agregó.
El periodista señaló que entre esos casi 500 presos políticos la mayoría no salen en los medios de comunicación y están olvidados en mazmorras, solo apoyados por sus familias y algunos vecinos de las comunidades donde fueron detenidos. En su mayoría son personas humildes que tuvieron al hambre como principal motivación para salir a protestar.
“Quiero recordar a mis colegas comunicadores sociales Alberto Cabrera y Antonio Medina, quienes llevan presos más de 100 días en la cárcel de Santa Ana. Su único delito fue cubrir las protestas en el estado Zulia. Ellos son solo dos casos de los centenares que están olvidados”, expresó.
Ylsys Contreras, madre de Carlos Contreras, denunció que su hijo sufre del acceso perianal probablemente originado por las descargas eléctricas que ha recibido en los testículos.  “Durante la visita pude hablar con el médico que lo revisa visualmente, pero no le han hecho un examen físico, dijo.
Más presos políticos invisibilizados
Roland García, presidente de la Fundación de Derechos Humanos de los Llanos, aseguró que hoy en Venezuela son muchos los casos de presos políticos a quienes se les violan sistemáticamente sus derechos más elementales. “Citamos como ejemplo el caso del diputado de Barinas Wilmer Azuaje,  a quien el TSJ ordenó una medida sustitutiva de arresto domiciliario y el gobierno se niega acatarla. Actualmente él se encuentra en la cárcel 16 de Julio en San Juan de los Morros, entre delincuentes comunes. Lleva ya 7 meses detenido injustamente y sus audiencias son diferidas sin razón alguna”.
El dirigente también recordó los casos de los activistas Lenard García y Gregory Sanabria, que están privados de libertad desde 2014. “Desde nuestra organización estamos creando esta plataforma llamada Venezolanos por la Libertad, para lograr generar visibilidad de muchos presos  políticos de las regiones del país que no cuentan con alguna plataforma que logre generar incidencia en la sociedad venezolana y comunidad internacional”, concluyó.